10 de noviembre de 2012

Bar&Club Ocaña, Barcelona

Tras una restauración completa del edificio durante 8 años, la propietaria del local Joaquima Laguna, gran coleccionista de objetos deseaba un espacio que fuera un autentico espectáculo en el que la improvisación y la sorpresa fueran los protagonistas

El local cuenta con 1200 metros  repartidos en café, restaurante y coctelería y se encuentra en la emblemática Plaza Reial de Barcelona, un lugar con mucha historia.
El nombre, Ocaña, es un homenaje al artista que acostumbraba a pasear travestido por las Ramblas y que falleció a los 36 años en al quemarse con una antorcha el disfraz de sol que llevaba puesto.

El espacio cuenta con elementos decorativos descubiertos en la rehabilitación de mediados del siglo XIX.
La propietaria aporta piezas recuperadas de diversos lugares. Los bancos de madera se compraron una compañía de teatro amateur en el pequeño pueblo de Westendorf, Baviera. La fue rescatada de una iglesia del siglo 16 cerca de León. Las sillas de la cafetería son Medea por el diseñador italiano Vittorio Nobili. Los paneles del bar de cócteles Apotheke tallados con motivos islámicos, se recuperaron de una farmacia en Vitoria.
Un lugar con gran carga histórica, sorprendente, que deberemos ir descubriendo a cada paso.
Las fotografías pertenecen a Iñigo Bujedo Aguirre

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada