20 de julio de 2012

8.000 kg de ropa como tabique

En 2009 el edificio HAKA de Rotterdam se diseño como un campus de actividad tecnológica sostenible, una espcia de laboratorio vivo donde empresas e instituciones daban rienda suelta a la innovación energética.
El estudio de arquitectura Doepel Strijkers desarrollo el proyecto.

Se ha realizado con exconvictos con lo que el presupuesto ha sido 4,5 veces inferior.
El área pública sirve tanto para espacios de trabajo como para salas de reuniones mientras que las oficinas se encuentran sobre una plataforma elevada.
Un tabique flexible con 8.000 kilos de ropa absorbe todo la sonoridad creando una caja acústica perfecta.
Numerosos materiales de demoliciones y residuos fueron introducidos en el interior de este edificio y se evitaron al máximo la utilización de herramientas eléctricas.





No hay comentarios:

Publicar un comentario