13 de enero de 2012

The Cube, Milán


La idea era construir un pieza, una cabaña, tal vez un nido alto, o algo sobre un acantilado, en un monumento, o un lugar público. Debía ser un sitio de gran belleza sin importar mucho dónde pero con grandes vistas.

Los arquitectos de Park Associati, Filippo Pagliani y Michele Rossi lo han conseguido, han realizado este pequeño restaurante en Milán, nada más y nada menos que frente el imponente Duomo.

Cuenta con una superficie de 140 m2 y pertenece a Electrolux electrodomésticos.
El cliente disfruta de un espacio fantástico en un lugar espectacular y únicamente permanecerá abierto durante 6 meses y tras la experiencia, la intención es reciclarlo y generar un nuevo espacio, un nuevo lugar, una nuevo país, nuevos menús y nuevos clientes que lo disfruten.

Las fotografías pertenecen a Andrea Martiradonna y Carol Cohen







3 comentarios:

  1. Impresionante.
    Gran post!

    ResponderEliminar
  2. La idea me parece genial, pero en nuestra sociedad y en Ñoñosti en particular, creo que es más utopía que realidad, lo veo complicado.

    ResponderEliminar
  3. Es posible que algo tan complejo si, pero quizás partiendo de esta idea, la realización de algo singular (no tiene porque ser un restaurante) en un lugar emblemático de la ciudad durante un tiempo limitado, aprovechando la capitalidad cultural, si fuera posible.
    La decisión estaría en manos del ayuntamiento.

    ResponderEliminar